lunes, 21 de octubre de 2013

LA PERSONA ANTE LOS RETOS


Nieves Martínez Hidalgo                                         
estrategias para conseguir tu reto
Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta











Comprender y aprovechar el poder de la mente es un factor clave para alcanzar el máximo rendimiento. A medida que las presiones sobre deportistas, estudiantes de oposiciones o cualquier otra persona que se propone alcanzar una meta difícil,  se intensifican, el papel del psicólogo es más importante.

Lo que mueve a las personas (atletas, científicos, artistas, estudiantes) para alcanzar retos que, en principio, pueden parecer imposibles o inalcanzables, suele ser una combinación de genética, entrenamiento, técnica y psicología. Una buena preparación mental para luchar contra el estrés, contra la adversidad, contra las presiones internas y externas y contar con herramientas y estrategias psicológicas que te ayuden a superar esos momentos de "bajón", de excesivo nerviosismo, inseguridad, de falta de confianza en uno mismo, son una faceta decisiva para lograr la meta deseada.


Imagina que eres ahora un@ deportista de alto rendimiento como los que aparecen en el vídeo más abajo y tu meta es: conseguir una de las mejores notas de tu examen, conseguir ese puesto de trabajo con el que tanto has soñado, o, incluso, enamorar a esa persona a la que tú ya amas.
Lo primero que deberías hacer es reflexionar acerca de tus motivaciones: ¿Qué me ha llevado a elegir este reto? ¿Es algo mío, propio o viene impuesto desde fuera?
Cuando alcanzar una meta es decisión de uno mismo, todo tiene más sentido porque en el proceso, consciente o no, de esta toma de decisiones, la persona ya ha pensado, imaginado, sentido, soñado con el o los motivos que le conducen a querer conseguir ese logro. 
Y, como todos podéis imaginar, no es lo mismo picar piedra para construir tu propia casa, que picar piedra en la cárcel, o para una empresa constructora de edificios. El sentido que uno concede a aquello que emprende es primordial para alcanzar la meta propuesta, pues interviene como un cable conductor de energía a lo largo de todo el proceso. Más importante es el sentido, por tanto, en carreras de fondo, cuando hay que mantener la motivación, la concentración y el esfuerzo durante un período de tiempo extenso.



metas realistas
Detente, observa, reflexiona:
Este es el camino que elegí e inicié para llegar a la cima

Cuando el camino es largo, hay que parar de cuando en cuando para descansar y recuperar fuerzas.
Es normal flaquear, habrá días en los que pensarás: ¡No puedo! ¡Nunca lo conseguiré! ¡Es imposible! ¡No hay quien resista este ritmo! ¡Para qué tanto esfuerzo, a esta prueba se presentan los mejores! ¡Está claro que yo no voy a conseguir superar esta prueba! ¡Estoy agotad@, no puedo más! ¡Lo que faltaba, ahora mi mejor amigo se enfada conmigo, se ha roto la calefacción en pleno invierno y los vecinos de arriba han montado un fiestón, ahora quién es el guapo que estudia! 
Hay que estar preparados para luchar contra las adversidades y los obstáculos que se interpondrán entre tu meta y tú. En estos momentos es cuando debes recordar que si estás donde estás es por elección y convencimiento propios y que debes mantenerte en ese camino hasta llegar al final.

En el vídeo podemos observar cómo algunos deportistas se superan ante situaciones adversas, por ejemplo,cuando ven que algunos de sus contrincantes superan en puntuación su récord batido el año anterior... 

Te será de utilidad la creación de alguna frase propia, visualización positiva de tu meta, creer que lo vas a conseguir aunque haya días o momentos en que lo dudes o incluso creas en todo lo contrario.
Al final, tu esfuerzo valdrá la pena y aunque, en esta ocasión no consigas alcanzar tu sueño, te sentirás satisfecho contigo mismo por haber sido capaz de luchar por ello y no podrás decirte: ¡Tendría que haber preparado mejor esa entrevista! o ¡Si hubiese estudiado más horas al día, habría sacado mejor nota en mi examen! o ¡No era tan difícil, no debería haber tirado la toalla!

Te dirás: ¡Soy un luchad@r! ¡En la próxima, lo consigo!

Resumiendo:
A la hora de plantearte un reto, ten en cuenta:
  1. Decisión propia. Algo elegido por ti, sin presiones internas o externas (nunca tratando de agradar a alguien).
  2. Sentido. Conocer el sentido que tú le das a esa empresa y comprender las motivaciones subyacentes.
  3. Realismo "optimista". La meta debe ser realista y acorde con tus deseos y capacidades, que por supuesto pueden mejorar con el entrenamiento y la técnica.
  4. Esfuerzo y voluntad. Tener presente que la comodidad no conduce a la felicidad y que cualquier logro que nos propongamos alcanzar requerirá un esfuerzo mantenido a lo largo de todo el proceso.
  5. Contratiempos, "bajones personales o altibajos emocionales", obstáculos. Saber de antemano que pueden surgir situaciones, pensamientos o emociones que dificulten nuestro programa y no tirar la toalla por ello. Todo pasa, pasa lo bueno y pasa lo malo, lo importante es continuar hacia delante. El presente no es eterno. 
  6. Confianza en uno mismo. Un sano optimismo que te permita creer en ti y en tu capacidad de trabajo, que te haga sentir, imaginar, vivir que ese sueño se está, día a dia, haciendo realidad




video




Cattell Psicologos en Murcia
el arte de hacer psicoterapia



19 comentarios:

  1. Muchas gracias Nieves por este artículo que a mí personalmente me ha dado ánimo y alegría leerlo, ya que a veces tenemos que pararnos en el camino y reflexionar sobre el sentido de nuestras metas y proyectos. Quizá lo más importante es que uno sienta que por lo que lucha día a día es algo verdaderamente suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hecho de que ese objetivo, meta o proyecto sea auténticamente tuyo es uno de los factores primordiales que te conducirán a su desarrollo y logro. A veces, nos unimos a proyectos de otros, y, entonces, cuando en verdad te implicas en ellos, estás poniendo algo propio, tu propio sentido a esa empresa, que no tiene por qué coincidir exactamente con el sentido que le da el resto de miembros que participan de ese proyecto. Muchas gracias por tus comentarios, Encarna. Me alegro que esta lectura te haya dado ánimos y que te haya estimulado. Un abrazo

      Eliminar
    2. Que interesante esta puntualización, no tiene porque tratarse únicamente de crear un proyecto propio, sino que también podemos implicarnos en el de otros y aportarle nuestro sentido personal que si que es único. ¿Cuántos trenes nos pasan por delante a lo largo de nuestras vidas? y quizás ni siquiera los vemos.

      Eliminar
  2. La decisión propia, el sentido, el realismo optimista, el esfuerzo y la voluntad, los contratiempos y la confianza en uno mismo, me parecen 6 puntos esenciales que pueden aprehenderse y practicarse para poder alcanzar retos o proyectos. Combinar todos estos elementos en su justa medida como si se trataran de ingredientes de una tarta es donde yo encuentro la dificultad. Por ejemplo, si una persona cuenta con la persistencia y la fuerza de voluntad entre sus habilidades personales, pero se siente confusa acerca de aquello que realmente quiere…puede invertir muchos años en algo, que una vez alcanzado, no consiga aportarle nada. Aquí es donde veo imprescindible la figura del psicólogo, entrenando aquellos puntos en los que la persona encuentre más dificultad y potenciando aquellos recursos que ya posee. Convirtiéndose así, el psicólogo, en entrenador de vida, trabajador del bienestar mental de las personas y no concebido únicamente por la sociedad como especialista en patologías y trastornos mentales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parecen estupendas tus aportaciones, en especial, la que haces al final, la de que la figura del psicólogo sea vista como un profesor que te enseña a vivir mejor. Así lo he concebido siempre, incluso ante esas personas que sí pueden presentar algún tipo de síntomas o malestar físico o psicológico. Un abrazo.

      Eliminar
  3. En los siete puntos de tu articulo, resumes con maestría la información necesaria para ponerse en marcha a la hora de emprender cualquier empresa.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Que bien me ha sentado leer este artículo y ver este reportaje justo ahora. Me hace reflexionar sobre el nuevo camino que estoy emprendiendo. Todos los puntos que has mencionado, Nieves, uno a uno y entrelazados entre sí son los que hacen que ese proyecto emprendido pueda llegar a un fin satisfactorio y enriquecedor para la persona. "Nunca se dijo que fuera fácil..." Mil gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Sandra. Deseo que ese nuevo camino aporte felicidad a tu vida. Un abrazo

      Eliminar
  5. Estupendo artículo, que a mi me da ánimos para conseguir mis metas. Contiene los elementos necesarios para obtener lo que nos propongamos. De todos los consejos y pautas a seguir, para mi el más importante es la voluntad de esforzarnos y seguir el camino que nos hemos marcado para conseguir lo que deseamos. Es un artículo realista porque señala que habrá momentos de bajón en los que hay que luchar para seguir adelante, todo nunca va a ser un camino de rosa, y menos en algo que requiere esfuerzo. Muchas gracias Nieves!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Julia que te haya gustado este artículo y que sea un estímulo para seguir en el camino de la vida, creciendo personal y socialmente. Un abrazo

      Eliminar
  6. Posiblemente mi aprobado esta más cerca después de leer este artículo. Muchas gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro haber sido de ayuda, Ángel. No te deseo suerte con tu aprobado, sé que no la necesitas, si estudias con disciplina y motivación, el aprobado es tuyo. Un abrazo

      Eliminar
  7. Confío plenamente en las cualidades profesionales de psicólogos Cattell. He tenido más de una oportunidad en mi vida de vivir en propia carne todo lo que cuenta Nieves en su artículo. Siempre ha sido en encrucijadas vitales, siempre he encontrado el calor de esos profesionales y amigos, cuyo interés ha ido más allá del puramente empresarial. Ellos y toda su familia. Gracias Nieves, vuestro corazón es enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Sergio.
      Nuestra entrega es vocacional. La tarea que llevamos a cabo como psicoterapeutas es bastante dura, pero muy satisfactoria, ya que conseguimos aliviar el dolor de la persona que solicita nuestra ayuda en momentos cruciales.
      Un fuerte abrazo y una gran sonrisa

      Eliminar
  8. Me parece un artículo muy interesante, donde si ponemos en práctica todos los puntos que nos das podemos llegar a poder realizar nuestros logros con entusiasmo, gratitud y autenticidad. Yo siento que todo aquello que he conseguido ha sido con esfuerzo, tesón, paciencia, y "lucha diaria", siempre intentando no olvidar a esa voz interior que nos guía hacia aquello que de verdad deseamos, "que somos", pero no siempre lo conseguimos, y es fácil perderse, por lo que me gusta la puntualización que hace Elena Lorenzo en relación al psicólogo "como entrenador de vida", me parece muy interesante, necesario y una inteligente elección para aquellos momentos en los que "estamos perdidos", "no nos encontramos" o "simplemente estando en nuestro camino, nos sentimos débiles o con falta de confianza". Me ha gustado mucho, transmite energía, fuerza y ánimos!!! Nunca hay que dejarlos de poner en práctica!! Gracias Nieves por compartirlo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, me alegra que te haya resultado tan interesante este artículo. Cuando lo escribí no imaginaba la buena repercusión que iba a tener en los lectores, pensaba que podría hasta pasar desapercibido.
      Cuando comencé a trabajar, allá por el año 1984, una gran mayoría de personas desconocía para qué podía servir acudir a un psicólogo, otras desconfiaban de nosotros intuyendo que les trataríamos como si fuesen "locos"; era entonces, cuando yo, en un afán despatologizador, les decía que ir al psicólogo era como ir a una academia de inglés. El profesor te enseñaba el idioma para comunicarte y el psicólogo te enseñaba a vivir o a vivir mejor. Con el psicólogo aprendes habilidades para afrontar el estrés que deviene de situaciones sociales, laborales, personales, aprendes a conocerte mejor a tí mismo y a los demás, aprendes a comunicarte de forma asertiva, a pensar de forma racional, a relajarte, a dominar tus impulsos agresivos, a comprender otras perspectivas de situaciones similares...aprendes muchas cosas...
      Un fuerte abrazo y miles de sonrisas

      Eliminar
  9. Hola Nieves,
    son muchas y muy diversas las circunstancias que rodean la preparación de una oposición, o cualquier prueba que requiera un largo y exigente esfuerzo. Como tu bien comentas en el artículo hay grandes altibajos, periodos de inapetencia y miedo al fracaso.
    Como opositor que soy, y que espero dejar de serlo pronto y lograr mi objetivo de obtener una plaza, me ha ayudado mucho la parte en la que comentas que el recuerdo de que uno mismo ha elegido voluntariamente estar donde está, debe de servir de refuerzo para continuar con entusiasmo el proyecto. Este es un punto muy importante que, pienso, evita perder mucho tiempo en resolver las dudas que aparecen en el proceso.
    Como tú dices, y dices bien, hay que mirar siempre hacia adelante!. El presente nunca es eterno.
    Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mikel, por compartir con nosotros tus ideas y pensamientos, muchas gracias por tus palabras. Abrazos y sonrisas

      Eliminar