lunes, 6 de enero de 2014

Cartas a los Reyes Magos

Escuchar el canto de un pajarillo,
también puede ser un buen regalo.
Hazlo por ti.
Nieves M.Hidalgo
Psicóloga Clínica











Os presentamos las cartas a los Reyes Magos que algunos de nuestros amigos han querido, de forma muy generosa, compartir con todos nosotros. Junto a cada carta transcribimos las respuestas que los reyes les han hecho llegar a través de sus mensajeros de cattell psicólogos.

Belén López Franco 
Queridos reyes magos... Para este nuevo año tengo retos importantes, así que deseo que me traigáis algunas cositas y os llevéis otras!!!
Deseo paciencia, constancia, empatía, amor, verdad, voluntad y respeto. 
Dedo liberarme de la pereza, el miedo, el rencor y la hipocresía.
Para así poder cumplir mis propuestas que son:
Educar bien a mis hijos, con paciencia, amor y respeto. Voluntad y constancia para Cuidarme y tenerme en cuenta. Empatia y respeto para entregar a los que quiero todo el amor que siento por ellos... Pareja, amigos y familia. 
Bueno de algunas cosas necesito más que de otras, pero vosotros sois magos así q ya sabréis que traerme! Gracias!!!
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos 
Querida Belén: 
Desde Oriente, te hemos visto sentada en una estrella, esa es la estrella de tu vida, la que ilumina tu camino. A lo largo de todo este año, te hemos visto muy preocupada por tus hijos... eres una gran mamá. Para este año te concederemos el regalo que te mereces: tiempo para ti, tiempo para descansar, para leer, para pasear cogida de la mano de ese hombretón al que amas tanto, para soñar y desarrollar esa enorme imaginación que te acompaña desde niña... tu ya sabes que desde aquí, lo vemos todo... Te deseamos un año lleno de paz, de abrazos y de sonrisas.


Regalar amor a los que te rodean, confiar en ellos.
Hazlo por ti.

María Jesús Espinosa 
Queridas altezas de la magia: 
Deseo generar tanta ilusión, tanta luz, tanta felicidad a mi alrededor como sea posible. Para ello prometo seguir construyendo-me, rehaciéndo-me y reinventándo-me con muchas ganas y con tesón... Que el día a día de este 2014 no me pese más de lo debido y que me mantengáis los ojos bien abiertos a las pequeñas cosas de la vida...
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querida Maria Jesús:
Has escrito con el corazón y los reyes no podrán obviar tus deseos. Te mereces lo mejor porque lo luchas día a día. Abrazos y sonrisas.



Elena Lorenzo

Queridos hados del universo o queridas neuronas:
Deseo para este año centrarme en el día a día, levantarme por las mañanas y pensar en el maravilloso día que me espera por delante. Para ello, voy a dedicar mis horas libres a aquello que me apasiona y a compartirlas con personas que quiero y voy a cumplir con mis obligaciones con cariño para hacerlas mías y que no se conviertan en un pesar. Deseo poder desarrollar mi profesión y vivirla con pasión, compromiso y dedicación. Deseo mantener a la curiosidad, al entusiasmo y a la esperanza como compañeras de viaje y deseo valorarme más a mí misma y a los que están a mi lado. Para ello voy a cuidarme y a cuidarlos, voy a confiar más en mí y en los demás.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querida Elena:
Es muy estimulante todo lo que has escrito. Enhorabuena por tan buenos deseos. Una carta preciosa, que llega al corazón... seguro que lo consigues... besos, abrazos y sonrisas.


Choni Burillo
Queridos Reyes magos, yo este año pido, paciencia, constancia, ser mas responsable y amor....para ello prometo contar hasta diez, no sucumbir al desánimo, madurez y para el amor, trabajar el orgullo.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querida Choni:
Una carta breve y concisa, directa y clara. Conocemos tu fuerza de voluntad, tu capacidad de amar, tu energía positiva. Seguro que los reyes te harán llegar la luz coherente del láser que necesitas para seguir puliendo a don orgullo, que de ese tirano sabemos todos un poco, pues suele colarse entre las rendijas de nuestra propia inseguridad. Abrazos y sonrisas.


Intenta percibir la realidad desde otros puntos de vista.
Hazlo por ti.


Paloma Dones 
Queridos Reyes Magos: 
Me pido unos remos rojos para mi barca, que después de tantas olas y tormentas se perdieron en el fondo del mar y los necesito para seguir navegando. También os pediré que sigáis dejando la luz del faro encendida cada noche para estar siempre orientada y un buen GPS me vendría bien para esos momentos que repentinamente cambio de rumbo y me pierdo. Yo prometo ser más previsible, humilde y demostrar lo que os quiero. Os espero con los nervios de todos los años, un abrazo,Paloma.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querida Paloma:
Este año los reyes vienen cargados de amor, de luz, de pasión... y seguro que cuando te despiertes a los pies de tu cama encontrarás esos remos rojos, (bueno, y si son de otro color no te enfades, será que no los hallaron...) con los que podrás continuar con tu travesía más cómodamente, pero recuerda que tú eres para muchas personas ese faro, que con tu luz nos alegras los días y nos contagias tu hermosa energía. http://cattell-psicologos.blogspot.com.es/2013/10/la-persona-ante-los-retos.html
Abrazos y sonrisas.



Andrés Muñoz 

Queridos Reyes Magos:
Para este nuevo año (y para los venideros) deseo confiar, valorar, respetar y madurar.  Se que tengo muchísimo que cambiar. Para ello estoy dispuesto a trabajar, tener una mejor actitud ante la vida y a olvidarme de mi mismo (dentro de mis posibilidades) para poder darme más a los demás.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querido Andrés: 
Nos gusta la espontaneidad de tu misiva. Nos gusta tu actitud de compromiso y tu valentía. Enhorabuena! Abrazos y sonrisas.



Maria José Muñoz
Queridos Reyes: 
Este año todavía no me he fijado ningún objetivo, quizá lo primero sería poder vencer mi impulsividad, a ver si este año lo consigo ya. Deseo por fin en este año que entra encontrar la famosa "Llave" .... creo que después de tanto tiempo ya toca. Quiero ser Feliz y que mi gente lo sea a mi lado. Salud.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querida Maria José:
Muchas gracias por atreverte a enviarnos esta carta. Intentaremos que llegue - lo antes posible, dada tu impulsividad- al reino de los reyes magos y que , gracias a tu excelente predisposición, te sea concedido ese especial y único regalo que has solicitado. Abrazos y sonrisas.



Salva Navarro
Queridos reyes magos:
Primero me gustaría daros las gracias por todo lo que me habéis traído este año, por haberme abierto los ojos y haberme hecho ver cuán importantes son las buenas personas en la vida de uno, por haberme enseñado que una persona sola no llega a ningún sitio, pero que con un equipo humano creativo, constante y potente se puede llegar más allá de la luna. Muchas gracias por haberme mostrado algunos de mis límites, por haberme enseñado a aceptar los que no puedo cambiar y a desarrollar mis virtudes de un modo creativo y cooperativo. Muchas gracias por haberme ayudado a cerrar tantos círculos vitales este año, el de los buenos y auténticos amigos, el de los antiguos, el del trabajo, el de la vocación, y el del antiguo amor obsesivo. Muchas gracias por enseñarme que lo importante no es lo que cocines o cómo lo cocines, sino con quién lo cocines y para quién lo cocines, y que sin esos dos ingredientes ninguna receta tiene sentido. Muchas gracias por todo. Y para este año os pido salud, valor y fuerza para ir más allá de mis últimas fronteras, las que me quedan por superar. A cambio os ofrezco mi voluntad y mi esfuerzo, y el seguir haciendo las cosas con el corazón, que como bien me habéis enseñado vosotros, es la única forma de que lo que se haga, sea lo que sea, acabe siendo un éxito. Sin más me despido.
Un fuerte Abrazo
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querido Salva:
Tus palabras nos han emocionado. Teníamos  referencias de tu alto saber culinario, pero desconocíamos esta faceta tuya de escritor o transmisor de emociones, conocimientos y sentimientos. Los reyes magos te traerán todo lo que pides, más que nada, porque te lo ganas a pulso. Abrazos y sonrisas "Reales".


¿Te sientes diferente? 
Acéptate tal y como eres. Disfrútalo.
Hazlo por ti

Virginia Dones
Queridos Reyes Magos:
Deseo que me permitáis seguir al lado de los que quiero. Deseo que me permitáis seguir trabajando para que cada día pueda hacerlo mejor y con más alegría. Deseó entender el mundo mejor. Deseo no perder ninguna oportunidad para reír, para disfrutar de cada rayo de sol que alumbra mi vida, que son muchos. Deseó saber cuidar a quien mi lado está. Deseo no fallar tanto a los otros. Deseó perdonar con mayor facilidad. Deseo que desaparezca el rencor y el odio de mi corazón, para que por fin pueda disfrutar de lo que tengo en mi vida y que tanto valorado.
Deseo que sigas alimentando mi constancia.
Deseo no perder nunca más la ilusión. Deseo no hacer daño. Deseo continuar por el mismo camino que ahora recorro.
Deseo el mejor de los compromisos para el alma de cada uno. Deseo para cada persona un hombro cuando lo necesite. Una sonrisa cuando la pida, un abrazo si lo desea.
Deseo oír más dulces palabras en el autobús. Menos quejas, más sonrisas y abrazos.
Deseo un año tan bueno como el que he tenido.
Deseo continuar caminando con constancia , con aplomo y con cariño.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querida Virginia:
Son muchos deseos, pero también muchos compromisos... enhorabuena... por esta carta, por tus sentimientos, por tus ilusiones, por tus metas. Una carta llena de amor a la vida. Abrazos y sonrisas.



Julia Ruiz
Queridos reyes magos: 
Yo quiero para este nuevo año que me siga acompañando el optimismo, las ganas de hacer cosas y seguir creciendo como persona. 
Me comprometo a estar muy atenta a todo lo que ocurra a mi alrededor, para no perder ni un detalle de la vida y a disfrutar todo lo que pueda de los buenos momentos.
También me comprometo a quejarme menos, a valorar más todo lo que tengo. Y también a ver y quedarme con lo bueno que tiene cada persona. 
Y para todos pido paz y felicidad. Feliz 2014
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querida Julia:
¡Muchas cosas pides! Sin embargo. siento que vas a conseguirlo. Eres tan constante y te implicas y comprometes tanto con tus proyectos y con los de las personas a las que quieres que no puedo poner en duda que con tu entusiasmo vas a lograrlo. Abrazos y sonrisas



Paula Velasco
Queridos Reyes Magos:
Me gustaría pedirles a los Reyes Magos la posibilidad de volver atrás y hacer las cosas de manera diferente, pero como es un deseo imposible, quiero pediros a vosotros, que sois reyes de vuestro destino, algún consejo para vivir este 2014 con paz en el corazón. Muchas gracias por estar siempre ahí. Un abrazo de vuestra amiga que os quiere.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querida Paula:
Ese deseo de paz en el corazón, es el más difícil de conseguir... pides mucho, vivir en paz resulta casi imposible en un mundo donde reina la competitividad, el afán por destacar, el miedo al fracaso, los sentimientos de inferioridad. Aislarse de la presión social, hacerse inmune a ella es una utopía, aunque se puede trabajar en ello, crear un microclima social y personal en el que te sientas bien con tu presente, olvides tu pasado y no anticipes el futuro... en el que seas una más, ni mejor ni peor que los demás..., humildad, aceptación y compromiso con la vida... momentos de paz, minutos, horas, días.... Abrazos y sonrisas.



Antonio Bernal
Queridos Reyes Magos:
Os agradezco que un año más (después de tantos!) os sigáis acordando de mi. Un año más os voy a pedir cosas aunque esta vez prometo valorar más las cosas que me traigáis, pues entiendo que aunque no vengan las mismas cosas que pido, lo importante es lo que aportan, y no su imagen deseada. Pues ahí van las tres cosas que quiero: Deseo para este año primero tener más confianza en mi, pues empiezo a comprender que la cuestión no es lo que se pide, sino la predisposición a obtener lo que se quiere. Segundo, deseo más paciencia, para aguantar las cosas de los demás y, sobre todo, para aguantar todo lo que no me gusta de mí, que es bastante y, tercero, voluntad de querer, porque sólo así tendré la predisposición necesaria para conseguir las cosas. Muchas gracias Sus Majestades de Oriente. Nota: Deseo un poco de ese carbón tan rico, que además de endulzarme el paladar me recuerda lo que es la vida, amarga de primeras pero dulce en su esencia.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querido Antonio: Sé de buena tinta que eres un luchador incansable, un profesor responsable, una persona cordial y "educada", divertido... me encanta tu sentido del humor... Los reyes seguro que ya se están sonriendo cargando en sus sacos tus regalos... Les has escrito una carta muy sincera, hermosa... Abrazos y sonrisas.


Ponte de vez en cuando en el lugar del otro.
Verás cuantas cosas aprendes.
Hazlo por ti


Pedro Antonio Balanza
Queridos Reyes Magos: Yo no soy tan egoísta como para pediros, como todo el mundo, que se acabe el hambre y las guerras en el mundo. Me voy a conformar con pedirte una novia notaria (o inclusive registradora), y nada más.....Bueno, ver lo que se ha escrito aquí, cosas verdaderamente hermosas y llenas de buenas intenciones, me hace escribir mi carta, algo más en serio, (que no se descarte lo de la notaria), y de forma muy concisa:
Yo le pediría a los Reyes que me ayuden a hacer felices a los que me rodean, que viene a ser lo mismo que hacerme feliz a mí mismo.....Sólo eso, incluso sin la play.....
Abrazos a todos.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querido Antonio:
Nos encanta tu sentido del humor... Y te ayudaremos desde Oriente a que se cumplan tus deseos y puedas seguir siendo tan feliz como lo eres ahora y contagiar a los que te rodean. Abrazos y sonrisas.



José Dominguez
Querido reyes magos:
Quiero pediros para este año que me concedáis la fuerza para que mi corazón ocupe más espacio en mi disco duro que la cabeza, para poder mirar el mundo desde mi centro y recuperar ese estado de “bienestar” tan necesario para andar este camino a veces tan difícil…
Os pido también un poquito de cordura para no enojarme con esos aprendices de jueces que hacen su declaración de intenciones sin tan siquiera haberse informado antes de juzgar.
Pero sobre todo os pido que me siga moviendo por dentro este amor que siempre me movió para mirar el mundo y mirar-me hacia dentro porque he llegado a entender que es la única manera de bajarme de la cama cada día con una sonrisa y querer a la gente que me rodea, a esa gente buscada y otros encontrados en el camino casi por casualidad y que tan solo con leerlos me llegan bocanadas de aire fresco y necesario como el pan de cada día que diría el poeta.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querido José:
Como este año te has comportado como un héroe sacando fuerzas de tu interior, seguro que los reyes te enviarán un paquete exprés lleno de luz, energía, sonrisas, capacidad para continuar en el camino de la vida. Abrazos y más sonrisas.

Maria Jose Albaladejo
Queridos reyes magos:
Mi deseo son propósitos, propósitos de ser mejor que este año para poder estar a la altura de las personas que me importan y viceversa; con ello llegaré a ser un ser humano consciente de lo que me rodea....sólo eso.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querida Maria José:
Una carta hermosa, la importancia de ser conscientes de lo que nos rodea, para salir del egocentrismo que nos enferma... Abrazos y sonrisas.


La vida puede ser un hermoso viaje.
Hazlo por ti.

Inma Escribano
Queridos Reyes Magos: 
Quiero pediros sobre todo y ante todo MUCHA SALUD para todo el que quiero, que el entusiasmo y la alegria por vivir que tengo a dia de hoy siga en todo mi camino, que el mundo se iguale un poquito mas y los ricos compartan y los pobres reciban, que la gente que quiero deje de sufrir y que la valentia y la dulzura reine en nuestros corazones muchos años mas. Mi proposito para el 2014 ...estrenar mi casa y..vivir esta maravillosa VIDA...Mil millones de besos a todos!!.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querida Inma:
Una carta preciosa. Seguro que los reyes te harán entrega de todo eso que pides. En tu rostro se percibe ese entusiasmo que nunca dejará de acompañarte. Abrazos y sonrisas.


Antonio Olmos
Queridos Reyes Magos:
Mi mejor regalo sería no perder el entusiasmo por la vida, tener salud y sobre todo ayudar dentro de mis posibilidades a quien más lo necesite.
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querido Antonio:
Muy buena carta y muy buenos deseos. El entusiasmo por la vida es uno de los regalos que este año en especial, los reyes están deseando entregar... seguro que, como eres un luchador nato, ese presente te llegará... Abrazos y sonrisas.


Enrique Muñoz Ronda
Queridos reyes:
No deseo nada para mi mismo, solo os pido que le llevéis regalos o mucha ilusión, magia o fantasía a tod@s los que no tienen fuerzas para seguir adelante, los que no tienen comida en sus mesas; que compartir con toda la humanidad vuestra magia es importante, pero que enseñar a compartir la riqueza al igual que la pobreza sería el mejor regalo .......gracias reyes magos...
Cattell Psicólogos-Mensajeros Reyes Magos
Querido Enrique:
Una carta muy hermosa... Abrazos y sonrisas... ah! y magia, ah! e ilusión, esa que cada día lleváis los payasos a tantos y tantos niños, a tantos y tantos mayores. Gracias por ser como eres. Ojala volvamos a encontrarnos, en la India, en Murcia o en Catarroja... más abrazos.


Nieves M. Hidalgo
Queridos reyes magos, o queridos hados del universo, o queridas neuronas, amada voluntad:
Para este año 2014, que está casi a punto de ver la luz, mis deseos son: continuar atenta a todos vosotros; concederme más tiempo libre para pensar, leer, pasear y desarrollar nuevos proyectos que impliquen solidaridad, compromiso, amor y entrega hacia los demás. Estoy dispuesta a cambiar mi horario de trabajo, o sea, a trabajar menos horas al día. Esto, aunque os parezca mentira, es un objetivo difícil de conseguir cuando uno se dedica en cuerpo y alma a una profesión que se entrelaza tan estrechamente con mi vida. Aprender a decir no, basta por hoy... es una tarea delicada que a muchos no nos resulta fácil... pero este año voy a conseguirlo... Os quiero. Abrazos y sonrisas.
Juan José Regadera. Mensajero de los Reyes Magos.
Querida Nieves:
Te felicito por tu iniciativa y por la tremenda energía que transmites a los demás. No en vano, los reyes están en cada uno de nosotros, la consecución de los deseos depende de uno mismo, aunque a veces necesitemos alguien que nos ilumine el camino. Te quiero. Un beso



Cattell Psicólogos Murcia
el arte de hacer psicoterapia



viernes, 3 de enero de 2014

Este es un buen momento para volver a nacer

Nieves M.Hidalgo
No temas la lentitud o dificultad del proceso
de cambio, tan solo pre-ocúpate de no permacer inmóvil
Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta













Con la llegada del nuevo año, nos invaden ideas de renovación, la ilusión por introducir cambios en nuestra vida, retomar aquellos estudios olvidados, hacer ejercicio físico, comenzar una dieta para perder esos kilitos de  más, dejar de fumar...
Hay personas que sumando todo el valor que encuentran se deciden a pedir ayuda psicológica. Saben, desde hace muchos años, que necesitan poner en orden su mente, una puesta a punto, un chequeo que les conduzca a un más amplio y veraz conocimiento de sí mismos y a una mayor capacidad de autocontrol.

Para iniciar este camino son varios los útiles que hay que poner en la maleta.

1.-Aceptación. Ser consciente de que necesitas ayuda es una de las premisas del proceso de aceptación. Cuando aceptas tus circunstancias, te encuentras más preparado para hacer esos primeros kilómetros del recorrido. No hablo de resignación, me refiero a asimilar lo vivido e intentar buscar salidas o soluciones.

2.-Objetivos. Saber hacia dónde quiero ir, es primordial. Sin embargo, a veces, uno se encuentra tan mal que cree no conocer ese lugar. La brújula se ha desorientado momentáneamente, pero volverá a marcar la dirección elegida.

3.-Elegir una buena guía de viaje para no perderse por el camino. Seguro que, en ocasiones anteriores, ya has iniciado tú solo este periplo y no has llegado muy lejos. Por ello, en esta ocasión, recurrir a un buen psicólogo que te acompañe y te "guíe" través del proceso psicoterapeútico, será una excelente decisión de la que con toda seguridad no te arrepentirás. 

4.-Paciencia, serenidad y confianza para aprender y disfrutar del viaje, para descubrir con calma el lugar de cada parada, aunque cuando llegues sea temporada baja, te encuentres algo solo o haga un viento helado.

5.-Inteligencia. Darte cuenta y comprender el significado de algunos de los obstáculos que surgirán a lo largo del trayecto, proyectará luz para que puedas ver el final del camino y seleccionar la ruta que más te interese o convenza.

6.-Compromiso, Voluntad, Esfuerzo, Fidelidad. Si estás decidido a preparar tus mochilas para comenzar esta travesía, será importante que te comprometas contigo mismo, que seas fiel a tus decisiones, que te esfuerces por mantenerte en pie aunque el temporal te haga caer en alguna ocasión. La voluntad se practica, se fortalece ante situaciones difíciles; siempre es más fácil salir a correr en un día soleado, correr bajo la lluvia te afianza en tu propósito, te hace sentir más comprometido y eso mismo te hace continuar con tu camino. Leer más en:
http://cattell-psicologos.blogspot.com.es/2013/10/la-persona-ante-los-retos.html

7.-Humildad para dejarte aconsejar, para dejarte llevar, para abrir tu mente a nuevos enfoques, para reconocer tus limitaciones, tus errores, para ser capaz de perdonar y perdonarte.


Para finalizar quiero compartir con todos vosotros y, por supuesto, con el permiso de la autora, un regalo de navidad, una carta de felicitación tras una dura travesía. Se trata de una persona que ha logrado vivir con plenitud  a pesar de haber recibido el diagnóstico de trastorno bipolar. El tratamiento farmacológico no era suficiente para alcanzar una mejora en su calidad de vida, por eso su psiquiatra le aconsejó que visitase a un psicólogo. Desde entonces iniciamos una larga trayectoria. Mi abuela Braulia me enseñó que había que saber leer entre líneas y me alegro de haberlo aprendido. Entre estos renglones se hallan años de intenso dolor y sufrimiento, también muchas sonrisas, inteligencia, humildad, compromiso, voluntad...

Querida Nieves:

Al llegar estas fechas, uno se acuerda de la gente que quiere y yo me acuerdo mucho de ti.
Nunca podré agradecerte lo bastante, todo el acompañamiento de los últimos años.

A veces, uno cree que viene a la vida en una fecha concreta y lo cierto es que somos numerosos los que nacemos realmente muchos años después.

Gracias por ayudarme a ser una persona libre y capaz de disfrutar de todas las cosas que la vida va poniendo en mi camino.

Deseo de todo corazón que puedas compartir muchos buenos momentos con todos los que quieres.

Con todo mi cariño,
Feliz Navidad.
23-12-2013



el arte de hacer psicoterapia
cattell psicólogos en Murcia desde 1984

jueves, 2 de enero de 2014

El duelo como proceso de superación y cambio

Nieves M.Hidalgo
Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta














Son muchas las personas que sufren por haber perdido a su familia, a su pareja, a uno de sus mejores amigos. Elaborar el duelo de una forma sana implica reconocer la pérdida de ese ser querido, sea por fallecimiento o por ruptura de la relación; conlleva ser consciente de que esa persona ya no podrá estar, al menos del mismo modo, en nuestra vida; significa reconocer lo positivo y  lo negativo que hubo entre los dos y aceptar lo sucedido, perdonarse y perdonar por los errores cometidos, comprender que las relaciones no son eternas y que pueden cambiar o transformarse en algo distinto.

Como psicoterapeuta que soy, sé que es así, el tiempo por sí solo no cura nada. Somos las personas las que conseguimos superar las situaciones dolorosas cambiando nuestra actitud, comprometiéndonos con las circunstancias, enfocando los problemas desde una perspectiva positiva y constructiva, así es como nos "curamos".


¿Y qué significa curar? Una breve exploración etimológica nos conduce al término originario del latín "cura" que abarca los significados curar y cuidar. Heidegger relaciona la "cura" con dos referentes semánticos, por un lado, esfuerzo, dedicación y por otro, entrega y solicitud. Curar es una acción que requiere dedicación y esfuerzo continuado, ocuparse de uno mismo o de ese otro al que pretendemos cuidar.



Volver a restablecer el equilibrio natural es el objetivo de cualquier proceso terapeútico. Para ello, es importante recordar otra vertiente del cuidar que es la de capacitar, esto es, estimular y facilitar el proceso de descubrimiento de esos puntos fuertes que todos tenemos, aunque estén algo dormidos (resiliencia)  y proponer vías para que dichas potencialidades puedan plasmarse en la realidad. Cuando uno cuida de verdad, lo que intenta es que el otro gane en autonomía y libertad, superando sus dependencias.

Leer más en:
http://cattell-psicologos.blogspot.com.es/2013/04/el-dolor-y-la-resiliencia.html





Como regalo, este cuento de Jorge Bucay

LA ISLA DE LAS EMOCIONES

Hubo una vez una isla donde habitaban todas las emociones y todos los sentimientos humanos que existen. Convivían, por supuesto, el Temor, la Sabiduría, el Amor, la Angustia, la Envidia, el Odio… Todos estaban allí. A pesar de los roces naturales de la convivencia, la vida era sumamente tranquila e incluso previsible. A veces la Rutina hacía que el Aburrimiento se quedara dormido, o el Impulso armaba algún escándalo, pero muchas veces la Constancia y la Conveniencia lograban aquietar el Descontento.

Un día, inesperadamente para todos los habitantes de la isla, el Conocimiento convocó una reunión. Cuando la Distracción se dio por enterada y la Pereza llegó al lugar de encuentro, todos estuvieron presentes.
           
Entonces, el Conocimiento dijo:
-Tengo una mala noticia que darles: la isla se hunde.

Todas las emociones que vivían en la isla dijeron:
-¡No, cómo puede ser! ¡Si nosotros vivimos aquí desde siempre!

El Conocimiento repitió:
-La isla se hunde.
-¡Pero no puede ser! ¡Quizá estás equivocada!
-El Conocimiento casi nunca se equivoca- dijo la Conciencia dándose cuenta de la verdad-. Si él dice que se hunde, debe ser porque se hunde.
-¿Pero qué vamos a hacer ahora?- se preguntaron los demás.

Entonces, el Conocimiento contestó:
-Por supuesto, cada uno puede hacer lo que quiera, pero yo les sugiero que busquen la manera de dejar la isla…Construyan un barco, un bote, una balsa o algo que les permita irse, porque el que permanezca en la isla desaparecerá con ella.

-¿No podrías ayudarnos?- preguntaron todos, porque confiaban en su capacidad.
-No-dijo el Conocimiento-, la Previsión y yo hemos construido un avión y en cuanto termine de decirles esto volaremos hasta la isla más cercana.

 Las emociones dijeron:
-¡No! ¡Pero! ¿Qué será de nosotros?

Dicho esto, el Conocimiento se subió al avión con su socia y, llevando de polizón al Miedo, que como no es zonzo ya se había escondido en el motor, dejaron la isla.

Todas las emociones, en efecto, se dedicaron a construir un bote, un barco, un velero…Todas…salvo el Amor.
Porque el Amor estaba tan relacionado con cada cosa de la isla que dijo:
-Dejar esta isla… después de todo lo que viví aquí… ¿Cómo podría yo dejar este arbolito, por ejemplo? Ahh… compartimos tantas cosas.

Y mientras las emociones se dedicaban a fabricar el medio para irse, el Amor se subió a cada árbol, olió cada rosa, se fue hasta la playa y se revolcó en la arena como solía hacerlo en otros tiempos. Tocó cada piedra… y acarició cada rama…
Al llegar a la playa, exactamente desde donde el sol salía, su lugar favorito, quiso pensar con esa ingenuidad que tiene el amor:
“Quizá la isla se hunda por un ratito… y después resurja… ¿por qué no?”

Y se quedó durante días y días midiendo la altura de la marea para revisar si el proceso de hundimiento no era reversible….

La isla se hundía cada vez más….
Sin embargo, el Amor no podía pensar en construir, porque estaba tan dolorido que sólo era capaz de llorar y gemir por lo que perdería.
Se le ocurrió entonces que la isla era muy grande, y que aún cuando se hundiera un poco, siempre él podría refugiarse en la zona más alta…. Cualquier cosa era mejor que tener que irse. Una pequeña renuncia nunca había sido un problema para él.
Así que, una vez más, tocó las piedritas de la orilla… y se arrastró por la arena… y otra vez se mojó los pies en la pequeña playa que otrora fue enorme….
Luego, sin darse cuenta demasiado de su renuncia, caminó hacia la parte norte de la isla, que si bien no era la que más le gustaba, era la más elevada…
Y la isla se hundía cada día un poco más…
Y el Amor se refugiaba cada día en un espacio más pequeño….

-Después de tantas cosas que pasamos juntos…- le reprochó a la isla.

Hasta que, finalmente, sólo quedó una minúscula porción de suelo firme; el resto había sido tapado completamente por el agua.
Justo en ese momento el amor se dio cuenta de que la isla se estaba hundiendo de verdad. Comprendió que, si no dejaba la isla, el amor desaparecería para siempre de la faz de la Tierra….
Caminando entre senderos anegados y saltando enormes charcos de agua, el Amor se dirigió a la bahía. Ya no había posibilidades de construirse una salida como la de todos; había perdido demasiado tiempo en negar lo que perdía y en llorar lo que desaparecía poco a poco ante sus ojos.
Desde allí podría ver pasar a sus compañeros en las embarcaciones. Tenía la esperanza de explicar su situación y de que alguno de sus compañeros le comprendiera y le llevara. Observando el mar, vio venir el barco de la Riqueza y le hizo señas. La Riqueza se acercó un poquito a la bahía.
-Riqueza, tú que tienes un barco tan grande, ¿no me llevarías hasta la isla vecina? Yo sufrí tanto la desaparición de la isla que no pude fabricarme un bote…

Y la Riqueza le contestó…
-Estoy tan cargada de dinero, de joyas y de piedras preciosas, que no tengo lugar para ti, lo siento…- y siguió su camino sin mirar atrás.

El amor siguió observando, y vio venir a la Vanidad en un barco hermoso, lleno de adornos, caireles, mármoles y florecitas de todos los colores. Llamaba muchísimo la atención.
El Amor se estiró un poco y gritó:
-¡Vanidad…Vanidad…llévame contigo!

La vanidad miró al Amor y le dijo:
-Me encantaría llevarte, pero… ¡tienes un aspecto!... ¡estás tan desagradable… tan sucio y  tan desaliñado!... Perdón, pero creo que afearías mi barco-y se fue.

Y así, el Amor pidió ayuda a cada una de las emociones. A la Constancia, a la Sensualidad, a los Celos, a la Indignación y hasta al Odio. Y cuando pensó que ya nadie más pasaría, vio acercarse un barco muy pequeño, el último, el de la Tristeza.
-Tristeza, hermana-le dijo, tú que me conoces tanto, tú no me abandonarás aquí, eres tan sensible como yo… ¿Me llevarás contigo?

Y la Tristeza le contestó:
-Yo te llevaría, te lo aseguro, pero estoy taaaan triste… que prefiero estar sola- y sin decir más, se alejó.

Y el Amor, pobrecito, se dio cuenta de que  por haberse quedado ligado a esas cosas que tanto amaba, él y la isla iban a hundirse en el mar hasta desaparecer.

Entonces se sentó en el último pedacito que quedaba de su isla para esperar el final…

De pronto, el Amor escuchó que alguien chistaba.
-Chst-chst-chst…

Era un desconocido viejito que le hacía señas desde un bote de remos.
El Amor se sorprendió:
-¿A mí?- preguntó, llevándose una mano al pecho.
-Sí, sí -dijo el viejito-, a ti. Ven conmigo, súbete a mi bote y rema conmigo, yo te salvo.

El amor le miró y quiso darle explicaciones:
-Lo que pasó fue que yo me quedé...
-Entiendo-dijo el viejito sin dejarle terminar la frase-, sube.
El amor subió al bote y juntos empezaron a remar para alejarse de la isla. No pasó mucho tiempo antes de ver cómo el último centímetro que quedaba a flote terminó de hundirse y la isla desaparecía para siempre.

-Nunca volverá a existir una isla como ésta- murmuró el Amor, quizá esperando que el viejito le contradijera y le diera alguna esperanza.
-No -dijo el viejito-, como ésta, nunca.

Cuando llegaron a la isla vecina, el Amor comprendió que seguía vivo. Se dio cuenta de que iba a seguir existiendo. Giró sobre sus pies para agradecerle al viejito, pero éste, sin decir una palabra, se había marchado tan misteriosamente como había aparecido.
Entonces, el Amor, muy integrado, fue en busca de la Sabiduría para preguntarle:

-¿Cómo pude ser? Yo no lo conozco y él me salvó… Nadie comprendía que hubiera quedado sin embarcación, pero él me ayudó, él me salvó y yo ni siquiera sé quién es…

La Sabiduría lo miró a los ojos un buen rato y dijo:

-Él es el único capaz de conseguir que el amor sobreviva cuando el dolor de una pérdida le hace creer que es imposible seguir adelante. El único capaz de darle una nueva oportunidad al  amor cuando parece extinguirse. El que te salvó, Amor, es el Tiempo.




Cattell Psicólogos en Murcia desde 1984
www.cattell-psicologos.com
el arte de hacer psicoterapia