viernes, 1 de enero de 2016

TODOS SOMOS ALAN #YoTambienSoyAlan

Transexualidad y Aceptación Social
Alan
Mª Nieves Martínez Hidalgo      
Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta






Hace unos días, la madre de Alan comunicaba a Chrysallis (Asociación de Familias de Menores Transexuales) su terrible pérdida.

A pesar de que Alan contaba con el apoyo de su familia, se sentía despreciado por sus compañeros, por aquellos que podrían haber sido algunos de sus mejores amigos. Pasar por el instituto puede ser una de las experiencias más duras, cuando uno no se siente aceptado, sino machacado y humillado a diario.


Es fundamental, que desde la familia, los centros educativos, las administraciones públicas y la sociedad en general, se respete la identidad de género en la infancia. En primer lugar, porque si permitimos que desde la infancia, uno sea quien es, estaremos evitando años de sufrimiento, angustia y dolor y que se lleguen a tomar decisiones drásticas y trágicas como la que tomó Alan de 17 años en Barcelona hace unos días, el 24 de diciembre, o la de Leelah Alcorn, también de 17, en Ohio (EEUU), las navidades pasadas. En segundo, porque estaremos cumpliendo con la ley de protección del menor que prohibe la discriminación de los menores por razón de identidad sexual y precisa que uno de los principios rectores de los poderes públicos es garantizar el libre desarrollo de la personalidad de los menores conforme a su identidad.


En un artículo que escribí en junio de 2014, explicaba la importancia de escuchar y confiar en lo que nuestros hijos e hijas nos dicen respecto a su identidad de género. Es necesario resaltar que se nace transexual. No se trata de una elección, tampoco de una enfermedad. La identidad de género es cómo uno se siente respecto a sí mismo, es decir, la forma en que el cerebro interpreta quién eres, y esto no va ligado al sexo biológico. 

En la actualidad, se van consiguiendo avances respecto a la realización de los documentos de identidad, de la administración de bloqueantes hormonales por parte de los pediatras, pero no hemos adelantado nada respecto a la concienciación y sensibilización de la sociedad. El desprecio, la burla, la discriminación, la agresión física o verbal, los asesinatos (Un total de 1.700 personas transexuales fueron asesinadas en 62 países durante los años 2008 y 2014, según apuntan desde el Observatorio sobre el Asesinato de Personas Trans) y la exclusión social, son comportamientos que siguen patentes y se dirigen a las personas trans.

La llegada de la adolescencia, etapa de cambios corporales, hormonales, psicológicos y sociales, es temida por los jóvenes Trans, precisamente, porque van a comenzar a aparecer ciertas transformaciones en el aspecto físico, muy difíciles de ocultar o disimular. Por otro lado, es una fase en la que el apoyo de los iguales cobra una importancia enorme, se entra en el mundo de lo social y es vital sentirse aceptado por los demás. La identidad personal es la respuesta a quién soy yo, pero ese Yo, se forma en función de las diferentes identidades sociales que vamos adquiriendo, por ejemplo: yo soy mujer y pertenezco al grupo de las mujeres, o yo soy futbolista o yo soy artista. Es importante el sentido de pertenencia, por eso es esencial ser y sentirse aceptado. Si nadie te acepta, a veces, ni la propia familia: ¿A qué perteneces? ¿De qué grupo formas parte? ¿Qué lazos te unen a los que te rodean? Y esos Lazos son importantes y necesarios, hacen referencia al apego, al calor y a la nutrición que deviene de la aceptación.

Concentración #Yotambien soyAlan. Chrysallis
Alan como otros chicos y chicas Trans tuvo que enfrentarse a la soledad, al rechazo y segregación de sus iguales. 

El acoso y la violencia escolar existe, aunque muchos intenten negarlo, argumentando que siempre ha habido motes y peleas en los colegios... ¡Vaya argumento! También antes la gente moría por infecciones, y desde que se descubrió la penicilina son una minoría los que mueren por ese motivo. Lo que sucede es que estas difíciles y duras situaciones no nos duelen hasta que nos toca sufrirlas a uno mismo o a un miembro de la familia más cercana. 

Hoy en día, nadie quiere problemas. Nuestro mayor propósito consiste en tratar de aparentar que todo va bien, tanto a nivel particular como a nivel de las administraciones públicas. ¿Mas, cuántas muertes son necesarias para que los políticos se tomen en serio la EDUCACIÓN? Y no me refiero a si en los planes de estudio se van a incluir dos horas de matemáticas, una de catalán o castellano o tres de ciencias sociales, sino a que se adopten medidas específicas para la Formación del Profesorado en atención a la diversidad y a que se incluya en los Planes de Acción Tutorial Programas de Educación en Salud Mental para alumnado y se realicen talleres para padres y madres dirigidos a la información, sensibilización e implicación de todos los agentes que intervienen en el proceso educativo. Porque la salud mental y la educación van de la mano. ¿De qué nos sirve formar a nuestros hijos en conocimientos básicos de geografía, matemáticas o idiomas, si luego no saben comportarse de forma adecuada, no saben respetarse ni respetar a los demás, no saben cuidarse ni cuidar a las personas con las conviven, si carecen de valores y de habilidades sociales, si no saben expresar sus emociones -positivas o negativas- de forma constructiva, si para subir su propia autoestima tienen que humillar y hundir al que es diferente?

El acoso existe, y prueba de ello es el número de suicidios cometidos por adolescentes que cambian de centro educativo o están en trámite de ello. ¿Y por qué tienen que cambiar los o las víctimas de violencia escolar de colegio? ¿Por qué damos lugar a que todo siga igual, a que continúen desarrollándose este tipo de acciones violentas que dañan la autoestima de niñ@s y adolescentes?
¿Por qué no se imparten talleres dentro de las aulas que favorezcan las actitudes de empatía, comprensión, tolerancia y respeto a la diversidad?

Es responsabilidad de todos elevar la voz y llevar a cabo acciones que lleven a la defensa de los legítimos derechos del menor y, como profesionales de la psicología, nuestro compromiso es fundamental con aquellas personas que tienen una condición diferente, sea por su orientación sexual, su identidad de género, o por cualquier otro motivo. Respecto a las personas Trans, nuestro apoyo consiste, por un lado, en facilitar los informes psicológicos necesarios para que en el colegio y en el instituto se aborde el tema con naturalidad y normalidad, por otro, preparar informes para que los pediatras se sientan más predispuestos a prescribir los bloqueantes hormonales. Y con los niños o los adolescentes y sus familias intervenir cuando sea necesario y ellos lo soliciten porque se sientan desorientados o angustiados ante una determinada situación o porque deseen recibir orientación acerca de cómo afrontar ciertos temas. Hacer ver a las familias y a los propios interesados la importancia de estar conectados a través de asociaciones con otras personas o familias en las que alguno de sus miembros tiene una identidad de género trans, para que de este modo se sientan parte de la diversidad que existe en la naturaleza y que compartan experiencias, porque la unión hace la fuerza y, en este caso, es totalmente imprescindible continuar luchando unidos para hacer prevalecer los derechos de las personas con identidad de género Trans.


transexualidad y acoso escolar
Alan con su madre






Este es el manifiesto en repulsa por el asesinato social de Alan que Crysallis ha hecho público y al que uno se puede sumar con su firma:










9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. es bueno que halla un block como este ,temas de interes y originales ,todos tenemos un libre albledrio.Dios es el unico que puede juzgar,y el no vino a juzgar si no a salvar lo que se habia perdido

      Eliminar
  3. Realmente es una lástima que ocurra esto en pleno siglo XXI, que sigan existiendo ideas erróneas que hacen tanto daño y discriminan a las personas.
    Muchas gracias, Nieves, por compartir este artículo.
    Y mis más sinceras condolencias a la familia y amigos de Alan

    ResponderEliminar
  4. Realmente es una lástima que ocurra esto en pleno siglo XXI, que sigan existiendo ideas erróneas que hacen tanto daño y discriminan a las personas.
    Muchas gracias, Nieves, por compartir este artículo.
    Y mis más sinceras condolencias a la familia y amigos de Alan

    ResponderEliminar
  5. Un post muy valiente y necesario para conocer cómo se sienten las personas Trans. Y que podemos hacer la sociedad para ayudarlos. Y como se dice en el texto hay que concienciar y sensibilizar a la sociedad respecto a la problemática del colectivo Trans.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Nieves por compartir con nosotros este artículo. Me parece muy acertado utilizar el término "asesinato social".
    Es necesario reflexionar sobre esto. Y también hay que señalar a los responsables de las instituciones que podrían hacer más y no lo hacen para luchar contra la discriminación en las aulas.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. UNA LINDA IMAGEN , COMO SACADA DE UNA PELICULA ,

    ResponderEliminar