lunes, 30 de enero de 2017

CONSTRUYAMOS PUENTES ENTRE PERSONAS

Dra. Mª Nieves Martínez-Hidalgo 
Como  psicóloga apuesto por la construcción de puentes entre personas

Psicóloga Clínica
Psicoterapeuta














Estamos viviendo momentos de intensa inquietud social. Altos mandatarios impulsan la construcción de muros que separan a las personas, que marcan los territorios y dejan fuera a grupos que se consideran peligrosos. En la naturaleza humana subyace esa parte animal que quiere dominar, mandar en casa, en los hijos, en los empleados, gobernar el mundo, alcanzar la gloria a base de sentirse más poderoso. Carentes de empatía e inmunes al dolor ajeno, sólo se preocupan de potenciar su riqueza, aunque sea a costa de la explotación infantil o de la muerte de miles de personas.

Los psicólogos no estamos para levantar muros. Más bien, todo lo contrario, el sentido de nuestra labor es la construcción de puentes entre personas, buscar la autenticidad del otro mostrándonos como realmente somos, sin caretas, sin miedo al ridículo, sin temor a parecer débil e inmaduro. Y es presentando este modelo de relación verdadera, real, tangible, como se produce el encuentro entre el tu y el yo,  y se van afianzando los pilares sobre los que se construirá ese puente que soportará la dureza, la hermosura, el dolor, la alegría, la frustración, la rabia, la satisfacción, la armonía, que nos permitirá caminar por encima de turbulentas aguas y aproximarnos al otro, acompañarle en esos tramos de la vida que son más difíciles de atravesar. 

Esta relación terapeútica individual, puede dar paso y facilitar el contacto interpersonal en terapia de grupo, herramienta que ha demostrado ser de gran utilidad tanto para el tratamiento de los problemas de ansiedad, como para las fobias, en especial la fobia social, y las dificultades en la relación con los demás. 

¿Cómo funciona la psicoterapia de grupo?

La terapia de grupo funciona según un proceso de interacción de experiencias humanas. Si la esperanza es crucial en cualquier terapia, en la terapia de grupo, la esperanza está presente en cada sesión por la presencia de miembros que ya han experimentado mejorías.

El encuentro con otras personas que también presentan problemas similares a los de uno, proporciona tranquilidad y alivio, al menos a las personas que se sienten solas o que viven su situación como trágica y única o que piensan que están fuera de la realidad por pensar o sentir de forma distinta a sus familiares, amigos o compañeros.

Los miembros de un grupo se ofrecen ayuda, se tranquilizan unos a otros, y comparten experiencias, y todo ello les resulta muy gratificante.

A través de la terapia en grupo, uno descubre y acepta partes de sí mismo previamente desconocidas o inaceptables. Resulta más fácil capaz decir lo que molesta, lo que preocupa o lo que se teme sin tener que ocultarlo. En este espacio de encuentro y de afecto, el psicólogo facilita la manifestación de los sentimientos. Los miembros del grupo psicoterapeútico pueden expresar de forma honesta lo que piensan acerca de las vivencias que otros compañeros comparten abiertamente. Conoces cual es la impresión que estás causando a otros. Dominas mejor la expresión de sentimientos positivos o negativos hacia los demás. También comienzas a comprender que eres el máximo responsable ante la manera de vivir tu vida, por más que se cuente con la guía y el apoyo de otros. Ves cómo otros revelan cosas embarazosas, corren riesgos y se benefician de ello, facilitándote el hacer lo mismo. Sientes más confianza ante otros grupos sociales y ante otras personas.

Puesto que los problemas psicológicos son antes que nada problemas de la vida, la terapia en grupo te ayuda a reconocer y aceptar que la vida es, a veces, desagradable e injusta, a reconocer que no importa cuán unido se esté a los demás, ya que uno debe necesariamente encararse con la soledad, te ayuda a descubrir que enfrentándose a los temas básicos de la vida, uno vive una vida más auténtica.

La cuestión es que en la terapia de grupo se ponen en juego las preocupaciones existenciales y también se plantean soluciones en las que se asume, principalmente, la responsabilidad personal.

#Cuidatusaludmental 
#Habladetusaludmental
#Hazloporti


2 comentarios:

  1. Estimada María Nieves Martínez Hidalgo,

    Me sumo a la idea de construcción de puentes entre personas frente al propósito de levantamiento de muros de división limitando el espacio donde sepultarnos en vida.

    Me gustaría, en este punto, compartir una frase del escultor Eduardo Chillida que ha llamado mi atención y quien se preguntaba si "¿no será el horizonte la patria de todos los hombres?" y me atrevería a añadir la religión como horizonte, tomando esta última como alusión al camino que cada persona debe recorrer por sí misma y con ayuda de los demás.
    En tal caso, ¡Construyamos puentes entre personas con la vista puesta en un futuro en común!

    Enhorabuena por compartir tus reflexiones y puntos de vista con nosotros. Son muy instructivas y aportan ese momento de pausa y reflexión al que todos/as necesitamos asirnos para no ser arrastrados por el torrente de acontecimientos que llenan estos tiempos que vivimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mikel, por tus palabras de apoyo y por compartir tus impresiones y pensamientos con nosotros.
      Muy interesante la reflexión de Chillida. Me quedo con ese horizonte.

      Eliminar