domingo, 29 de octubre de 2017

NUEVO ENFOQUE PARA LOS TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD: PSICOLOGÍA DE LA COOPERACIÓN

Trastornos de personalidad: un nuevo enfoque
Dr. Juan José Regadera
Psicólogo Clínico
Psicoterapeuta Acreditado











¿Qué es un trastorno de personalidad?

Son el centro mismo de la psicopatología entera. Serían el origen y el contexto de los síndromes clínicos (ansiedad, depresión, consumos de drogas, etc.), cuyo sentido último vendría dado precisamente por la personalidad en la que aparecen. 
Los problemas de personalidad, no son un trastorno más, al mismo nivel que los otros, sino que serían trastornos más profundos de la persona. 


¿Cuántos trastornos de personalidad existen?


La versión oficial DSM V (nomenclatura de la Asociación Americana de Psiquiatría), identifica 10 trastornos de personalidad (paranoide, esquizoide, esquizotípico, antisocial, límite, histriónico, narcisista, evasiva, dependiente, obsesivo-compulsivo). 


¿Cuáles son los retos futuros en el campo de los trastornos de personalidad?


El manual, “Avances en el DSM. Dilemas en el diagnóstico psiquiátrico”, advierte que en la actualidad no contamos con el suficiente conocimiento como para construir una clasificación definitiva. Lo que los especialistas podemos hacer es identificar un cierto número de constructos diagnósticos potentes que podrían utilizarse para organizar la información acerca de los trastornos de la personalidad con el fin de ofrecer una clasificación teórica más sencilla, integradora y definitiva. 

De entras las ideas propuestas, se encuentra el modelo psicobiológico de la personalidad de Cloninger, que reduce a tres grandes rasgos todas las características de la personalidad: 
  • Búsqueda de la Novedad, (Excitabilidad, Impulsividad, Prodigalidad, y Desorden) 
  • Evitación del Riesgo (Preocupación y pesimismo, Temor a la incertidumbre, Timidez social, y Fatigabilidad), y 
  • Dependencia de la Recompensa (Sentimentalidad, apertura a la comunicación, apego o vinculación, y dependencia). 

HECHOS:

1. En 2003. Se publica Guía de tratamiento psicológicos eficaces I, II, y III (Adultos, Infancia y adolescencia, y Psicología de la salud). 

2. El tomo I: Adultos, la sección dedicada a los tratamientos eficaces para los trastornos de la personalidad. En su apartado conclusiones puede leerse:
-Los estudios sugieren que en verdad no tuvieran solución. Dichos trastornos tienden a ser casi intratables.
-Disgustan a los profesionales, llegando al extremo, incluso, del rechazo profesional a estos pacientes porque son un claro riesgo de fracaso terapéutico, con la consiguiente pérdida de buena imagen profesional y por tanto de cuota de mercado. 
-Si el problema de personalidad viene asociado a ansiedad, depresión o consumo de drogas, por ejemplo, aumenta el indicador de mal pronóstico. Si se generalizara este carácter de mal pronostico, aquellas persona que sufren ansiedad y depresión asociada al problema de personalidad es un futuro podrían tener dificultades para ser atendidos.

-Sugiere que sea la psicología la que haya de evolucionar o cambiar la óptica para poder enfrentarse con eficacia al problema del tratamiento de todos y cada uno de los trastornos de personalidad.
-De entre las propuestas planteadas, sugiere no tanto aplicar las técnicas existentes a trastornos enteros, como de ir guiando el propio proceso de la terapia, con las múltiples técnicas de las que dispone la psicología entera. 

¿Cuál es nuestra aportación?

Nuestra aportación en este campo la hemos bautizado con la denominación de Psicología de la Cooperación.

La psicología de la cooperación es un modelo que tratar de ofrecer soluciones –en el sentido nuclear del término- para los problemas psíquicos de las personas aquejadas de trastornos de la personalidad. 
El modelo ha sido llevado a la práctica, desde el punto de vista del voluntariado, en el contexto de la Sociedad Española de Psicología de la Cooperación.

¿Qué es la Sociedad Española de Psicología de la Cooperación?

La Sociedad Española de Psicología de la Cooperación, es una organización sin ánimo de lucro, que nace el 5 de mayo de 2014, como una división científica asociada a la Fundación Cattell Psicólogos. 
Se encuentra inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones, con el Número Nacional: 605383, de la Secretaria General Técnica del Ministerio del Interior. 

¿Con qué finalidad nace la Sociedad Española de Cooperación?

La Sociedad nace con la idea de que actuar en común tiene raíces profundas en nuestra forma de percibir y en nuestros procesos cognitivos inconscientes. En muchos casos, la cooperación no es un ejercicio social obligatorio; se trata, lisa y llanamente, de algo que no podemos dejar de hacer. 

¿Qué nos impide actualmente cooperar?

1. Todas las personas aspiramos a desarrollar el valor predominante que yace en nuestro inconsciente (a saber, valores sociales, políticos, económicos, teóricos, estéticos, o religiosos), y que son independientes de los valores sociales imperantes en cada época y contexto cultural.
2. El sentimiento no resuelto de inferioridad, natural en todas las personas desde el nacimiento, obstaculiza la ampliación del valor inconsciente, y por extensión, de la personalidad individual.
3. Al no alcanzar el valor inconsciente aparece la frustración.
4. Frustración que retroalimenta el malestar personal sí únicamente se utilizan los valores que la sociedad ofrece, y que no estan en consonancia con los valores personales e inconscientes.
5. Malestar que aflora según la personalidad (activo, pasivo, abierto, cerrado)
6. Con el tiempo, el malestar trasmutara en:
Ansiedad (en todas sus formas); Depresión (en todas sus manifestaciones); Consumo de drogas (en todas sus variantes); Y, en cualquier otra forma imaginable de trastorno (incluido el trastorno de personalidad).

7. ¿Cuál es la solución al conflicto?

La psicoterapia basada en la cooperación.

8. ¿En qué se fundamenta?
  • En el conocimiento del mundo y cómo opera.
  • En el trato con las cosas y las personas. 
  • Personas con y sin problemas de salud mental. Es decir, con todo lo humano en su extensión. 
  • En el cuidado intrapersonal. Es decir, en lo propio y personal. 
  • En el encuentro y el cuidado interpersonal ( los otros) a través de la actividad: 
Actividad con valor y sentido social, ético y moral.
Actividad que dependerá de la espontaneidad, la creación y la anticipación. Todos ellos, conceptos opuestos a la previsión, programa y plan, que dificultan y obstaculizan la imaginación. 
Actividad fuera del circulo de la pareja, la familia y los hijos, y el trabajo habitual, ya que estos contextos inhiben la cooperación porque suelen convertirse en zonas de confort que impiden que nos abramos al exterior de un modo altruista y desinteresado. 

psicología de la cooperación: nuevo enfoque para los trastornos de personalidad


Más información en esta entrevistas realizada a la Dra. Mª Nieves Martínez-Hidalgo en el programa de radio MuryCía de Onda Regional de Murcia: http://www.orm.es/programas/murycia/murycia-fundacion-cattell-psicologos/




http://www.cattell-psicologos.com/
#hazoporti
#Cuidatusaludmental
#Habladeella