domingo, 16 de diciembre de 2018

QUÉ NO HACER EN UNA GALA DE ENTREGA DE PREMIOS

Ada Hegerberg

Por Joaquín Regadera
Cineasta













En un contexto global en el que los varones machacamos incesantemente sobre la demanda de la sexualidad de la mujer, y concretamente en una gala donde se espera centrar la atención en el hecho histórico de la primera futbolista a la que se le da el Balón de Oro, la delantera de Lyon y Noruega Ada Hegerberg, resulta estúpido, y por contexto también machista, distraer la atención pidiéndole a esta que mueva el culo para deleite mayoritariamente masculino. Sobre todo, porque la sociedad no va a superar su sexismo machista para estar por fin sexualmente liberada del decoro de la relación entre los cuerpos puritana y para reapropiarnos de una sexualidad alegre que no genere expectativas románticas, hasta que los varones devolvamos la estabilidad emocional que perturbamos diariamente con este machaque incesante sobre la demanda sexual de la mujer. Por tanto, los varones hemos de dejar que las mujeres hagan con sus cuerpos lo que quieran, no pidiéndoles en absoluto que satisfagan nuestros deseos, salvo en aquellos contextos receptivos a ello. A la vez que debemos revisar si en estos contextos receptivos nos estamos aprovechando de la situación o si por el contrario se están satisfaciendo también los deseos de la mujer de manera cabal, equilibrada y justa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario